Entrevista con Jonathan Kelly, oboe principal de la Filarmónica de Berlín.

Es un placer para mi entrevistar en esta ocasión a Jonathan Kelly, oboe principal de la Filarmónica de Berlín, profesor de la Karajan Akademie y la Hans Eisler y también miembro de los grupos de cámara Berlin Philharmonic Winds y Ensemble Wien-Berlin. Quiero dar las gracias a Jonathan Kelly una vez más por esta interesante entrevista.

¿Cómo fueron tus inicios en la música / con el oboe?¿Había más músicos en la familia?

Tuve la suerte de ir a la escuela en un momento en que las clases de instrumento eran gratis para todos. Mi primer maestro fue un clarinetista, que usaba la flauta para sus demostraciones, yo me sentía bastante bien con mis capacidades de tocar el oboe desde el primer día!

Mi abuela era una excelente organista, ella era realmente el único miembro de la familia que podía decir si estaba tocando las notas correctas. Solía ​​practicar el oboe en la cocina durante horas y horas, porque la acústica allí era mejor. Mi madre era muy paciente. Después de haber estado tocando el oboe durante seis meses, finalmente tuve una clase con una oboísta ‘real’, una chica de la orquesta juvenil del condado local. Ella me sugirió que tal vez no debería soplar tanto. Esa noche volví a casa y empecé a practicar en la cocina, como de costumbre, y puedo recordar a mi madre diciendo ‘wow, suena mucho mejor’. Ese fue mi gran avance, y desde entonces nunca he mirado atrás. Mi padre tenía una buena colección de discos, con una gran cantidad de grabaciones de la Filarmónica de Berlín, y cuando era adolescente solía decir que, algún día, sería oboe solista de dicha orquesta.

 

¿Cuándo decidiste que te querías dedicar profesionalmente al oboe?

Al igual que la mayoría de los músicos que conozco, nunca hubo un día específico en el que tomé esa decisión, siempre tuve claro lo que iba a hacer, a pesar de que fui a la universidad y estudié Historia. El oboe fue siempre mi vocación.

 

¿Qué profesor ha marcado más tu carrera?

Me encantaron todos mis maestros, incluso el clarinetista! Mi segunda maestra se llamaba Miss Armstrong y se parecía a Miss Marple. Ella era un verdadera representante de la vieja escuela inglesa. Hablaba de la línea todo el tiempo. Incluso tuve que tocar escalas para ella como si fueran parte del más bello movimiento lento escrito nunca. Mi siguiente profesora, Helen Powell, insistió en el apoyo adecuado del diafragma y el desarrollo de una verdadero ‘estiramiento’ en el sonido. Después de eso vino Celia Nicklin, que tenía una fuerte creencia en mí y me dio alas. Ella me preparó para mi año en París con Maurice Bourgue, quien me desafió a escuchar honestamente mi sonido y mi musicalidad y encontrar soluciones para mí. He sido bendecido con grandes maestros, pero también he aprendido mucho de clases magistrales, recordando en particular una de la soprano Emma Kirkby, que cambió toda mi perspectiva musical!

 

¿Con qué tipo de oboe tocas?

Marigaux 901

 

¿Cómo fueron tus inicios en la Orquesta Sinfónica de la ciudad de Birmingham?

Esa fue una enorme aventura, unirse a una orquesta que estaba en la cresta de la ola con Simon Rattle. Recorrimos el mundo, grabamos CDs, series de televisión y yo solo tenía 24 años. La segunda oboe era Karen O’Connor, que tristemente ha muerto recientemente. Ella era como mi mentora en ese momento, y me enseñó mucho sobre cañas y cómo tocar en una orquesta. La CBSO tenía una sección de vientos maravillosa, tuvimos un gran ambiente de amistad y de apoyo mutuo.

 

Si tuvieras que destacar una obra del repertorio para oboe, ¿cuál sería y por qué?

Beethoven, Brahms, Bruckner y Mahler nos dejaron un increíble tesoro a nuestro repertorio orquestal. Mozart, Wagner, Verdi y Strauss hicieron que el oboe fuera la prima donna de sus óperas. Y luego está Ravel, y qué me dices de Schumann, la segunda sinfonía?  Podría seguir así todo el día… Esto me hace preguntarme por qué un oboísta querría ser “solamente” solista de conciertos y no tocar en una orquesta.

 

¿Qué destacarías de tu trabajo como solista en la Filarmónica de Berlín?

La Filarmónica de Berlín es actualmente la orquesta más fácil del mundo en la que tocar, porque estás rodeado de unos músicos muy activos y comprometidos. Constantemente te sientes como llevado por una ola de comunicación y creatividad. Quizás eso haga que a veces tomar el control sea un reto para el director, pero para mí es el cielo!

 

¿Cuál es el repertorio en la orquesta con el que te sientes más identificado / el que más te gusta?

Yo siempre me he sentido más cómodo con el repertorio barroco y clásico, pero con el paso del tiempo me va gustando más y más el repertorio romántico. Lo más destacado para mí son nuestros conciertos anuales de ópera en Baden Baden. El año pasado tocamos Tristan e Isolda y la parte de oboe es extraordinariamente bella.

 

¿Qué director o solista te ha causado más impresión?

Estoy muy emocionado por trabajar con nuestro director musical electo, Kirill Petrenko. Admiro cómo mantiene la actitud de sirviente a la música, particularmente en una época en la que hay tanta excitación en el mundo de la música clásica. Me preocupa cómo tantos músicos hoy en día parecen ansiar fama. Petrenko no es así, sólo quiere hacer la mejor música posible.

 

¿Cómo ves el panorama musical actualmente?

Como he dicho, hay demasiado énfasis en la publicidad y la auto promoción en la música clásica. Creo que lo más importante es cultivar tu propia voz musical y ponerla al servicio de la música.

 

¿Qué consejos darías a los estudiantes de oboe para prepararse para audiciones de orquesta?

Saberse los pasajes orquestales muy a fondo, y preferiblemente de memoria. Pensar en la parte emocional de cada solo, y no solo en el reto técnico. Tocar con perfecta afinación (especialmente todos las notas “sol” del Concierto de Mozart) y buen ritmo, lo que significa ensayar con metrónomo!

 

¿Cuáles son tus proyectos de futuro (próximos conciertos, clases…)?

Me estoy recuperando de un accidente en febrero en el que me disloqué y me rompí el hombro, por lo que mi plan es volver a tocar el oboe tan pronto como sea posible! Aparte de la ocupada agenda de la orquesta, enseño en la Akademie Karajan y también tengo un pequeño número de estudiantes en la Hans Eisler. Este verano estaré en la facultad del Pacific Music Festival en Sapporo, Japón, y volveré a Asia en otoño con el Ensemble WienBerlin para conciertos en solitario y en quinteto. Y también estoy empezando a pensar que pronto podría ser el momento de grabar el Strauss, pero ya veremos …

Fotos y vídeo: www.berliner-philharmoniker.de

Un comentario de “Entrevista con Jonathan Kelly, oboe principal de la Filarmónica de Berlín

  1. Pingback: The Very Best of EG-REEDS blog 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: