Entrevista Jaime González, profesor de oboe en la Universidad de Artes de Berna (Suiza).

Hoy traemos la entrevista a Jaime González, profesor de oboe en la Universidad de Artes de Berna. Queremos dar las gracias a Jaime por su tiempo y por concedernos esta entrevista. Esperamos que os guste. Recuerda que puedes leer otras entrevistas en la sección de entrevistas de nuestro blog.

 

 

¿Cómo fueron tus inicios en la música / con el oboe?¿Había más músicos en la familia?

Comencé en la escuela básica en Chile con la flauta dulce, como parte del programa obligatorio. Luego me di cuenta de que me gustaba y tomé el curso voluntario. En mi familia siempre hubo música. Mi padre solía tocar en forma autodidacta la guitarra todos los domingos. Todos en la familia cantábamos con él y oíamos atentamente boleros, cuecas, sambas y canciones tradicionales de Sudamérica. Luego de unos años comencé yo también a tomar la guitarra en la misma forma utilizando sus cancioneros donde venían las posiciones de los acordes señaladas. Así poco a poco profundizaba cada vez más en la música y gracias a la guitarra desarrollé el sentido de la armonía. 

 

¿Cuándo decidiste que te querías dedicar profesionalmente al oboe?

Cuando tenía 15 años nos mudamos a la capital donde se ofreció la posibilidad de asistir al conservatorio, lo que sin dudar hice inmediatamente. Mi padre le gustaba la idea de que yo aprendiera el saxo pues, a él le encanta el Jazz. Por desgracia en esa época el conservatorio no contaba con profesor de saxo, por lo que me recomendaron aprender mientras tanto otro instrumento de viento madera y cuando en un próximo futuro llegase un maestro de saxo, poder cambiar y además ya ir aprendiendo la teoría y demás materias generales. Sin embargo, mi maestro de oboe me contagió tanto con el amor al instrumento que cuando llegó el momento de cambiar, decidí quedarme con el oboe. 

Mi decisión profesional fue muy fácil gracias al apoyo de mi familia y la recomendación de mi Maestro Don Ramón Venegas a quien le estaré eternamente agradecido.

 

¿Qué profesor ha marcado más tu carrera?

Creo que cada maestro que he tenido y tengo (actualmente estudio oboe barroco con el Maestro Alfredo Bernardini) me ha marcado a su manera especial. Don Ramón Venegas me contagió con el amor y respeto a la música. Don Hans Elhorst me inculcó una metodología y sistema de estudio, Don Thomas Indermühle me mostró todos los secretos del instrumento y la forma inteligente de usarlo y el Maestro Heinz Holliger me inspiró con su musicalidad innata y profundo conocimiento de las obras. 

 

¿Con qué tipo de oboe tocas y por qué lo has elegido?

Desde hace 18 años que toco oboes de la firma Josef de Japón. Los motivos son varios; primero porque me van muy fácil de tocar, son instrumentos de altísima calidad y me dan la seguridad de que me van a responder siempre, como ha sido en estos 18 años. La Firma Josef además ha confiado en mí y me ha dado apoyo para mis proyectos artísticos.

Open in Spotify

¿Cómo crees que ha influido el hecho de especializarte en instrumentos históricos respecto a tu visión de tocar el oboe moderno?

Bueno, la palabra especialista es muy exclusiva. La verdad es que yo prefiero ser considerado como un músico sin especialidad, pero que busca la esencia de la interpretación musical en sus raíces y apoya su desarrollo para las futuras generaciones.

Además, la técnica del oboe barroco me ha mejorado increíblemente el control del oboe moderno.

Has sido miembro del prestigioso Ensemble Recherche ¿cómo es el trabajo diario en la formación?

Con respecto al Ensemble Recherche debo decir que fue una experiencia musical importantísima que duró 17 años. El trabajo es de alto profesionalismo e idealismo, algo que sin duda favorece a la calidad de la interpretación. Sin embargo, sentí que llegó el momento de explorar nuevas experiencias y buscar mi propio camino musical. 

Si tuvieras que destacar una obra del repertorio para oboe, ¿cuál sería y por qué?

La Sequenza de Berio. Es una obra que ya tiene más de 50 años y sigue siendo a mi parecer una de las obras más de vanguardia de nuestro repertorio y que mejor utiliza las posibilidades del instrumento. 

 

En 1994 dejaste tu Chile natal para continuar tus estudios en Alemania ¿cómo recuerdas los primeros meses de ese cambio?

Uff, eso fue una tormenta de emociones. Por un lado, estaba viviendo mi sueño, lo que me llenaba de alegría y, por otro lado, el integrarse en una sociedad nueva y distinta a la tuya, en mentalidad y costumbres, fue unas de las experiencias más duras de mi vida y me llevó casi un año el superarlo, sin contar lo que extrañaba a mi familia y amigos.

 

¿Tienes alguna rutina a la hora de estudiar oboe?

Rutina es algo que detesto. El estudio debe ser placentero y como en la comida, no sería capaz de comer todos los días lo mismo, por muy bueno que sea. El estudio es algo muy personal y cada cual tiene que encontrar su propio camino para aprender lo mejor posible.

 

¿Qué consejos darías a los estudiantes de oboe que se están preparando para las pruebas de acceso al grado superior?

Que se concentren en estudiar bien más que en estudiar mucho. Que den todo en la preparación más que dar todo en las pruebas. Que no se olviden que no se trata de tocar un instrumento solamente sino de ser buenos músicos. Eso significa entre otras cosas amar la música y no utilizarla egoístamente para la propia vanidad. La técnica, el sonido, etc. son herramientas para hacer buena música y no el objetivo principal. Muy importante además son las experiencias de vida, todo se refleja en la interpretación. Mientras más entiendas de la vida, mejor puedes entender la música escrita por compositores de distintas culturas y personalidades y así interpretarla mejor.

 

¿Cómo ves el panorama del oboe actualmente en Chile?

Hace 8 años que no iba a Chile, pero por lo que observé en mi última visita en diciembre del 19, las condiciones han mejorado mucho con respecto a mi generación.

 

¿Qué te gusta hacer cuando no estás con el oboe?

Estar con mi familia, con mis amigos, cocinar, ver películas, escuchar música (de todo tipo), tocar la guitarra y cantar con mi familia, organizar eventos culturales (teatro, música, literatura, cocina, etc.,), juegos de estrategia, etc.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro (próximos conciertos, clases…)?

Después de haber dejado el Ensemble Recherche hace 3 años, estoy enfocando mi atención a varios proyectos:

He iniciado, con cierta dificultad, pero mucho entusiasmo un canal de YouTube (Jaime Gonzalez Oboe) que pretende dar a conocer piezas musicales y compositores que a mi parecer merecen más atención.

He fundado el grupo de música barroca “Camerata Vivace” para experimentar con el oboe barroco.

Sigo con mi grupo “Camerata degli amici” haciendo proyectos que giran en torno al oboe moderno.

Sigo siendo invitado en diversas orquestas y de vez en cuando como solista.

Open in Spotify

Entrevista original en español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: